Informe 2018

Portada Informe Docencia 2018

Informes anteriores

3. Universidad permanente

En el marco de la oferta formativa general que presentan las universidades (grados, másters universitarios y doctorados), hay que incluir otros programas cuya finalidad es acercar la formación superior a toda la sociedad y dar respuesta a la necesidad constante de ampliar y actualizar conocimientos.

Cada vez se incrementa más la oferta de formación permanente o continua, y las universidades disponen de una amplia oferta de programas de máster y diplomas de posgrado, con una buena aceptación y un gran reconocimiento. Durante el curso 2016-2017, más de 45.000 estudiantes se matricularon en un total de más de 2.300 cursos dirigidos a profesionales y en estrecha colaboración con el mundo profesional. La evolución del interés por esta oferta de las universidades es destacable, pues en los últimos siete años ha aumentado un 70%.

También es de gran relevancia la formación a medida para empresas y organizaciones. Durante el curso 2016-2017 incluyó 557 programas que fueron seguidos por más de 14.000 profesionales. Esta formación de nivel superior se diseña y ejecuta de acuerdo con las necesidades concretas de las empresas y organizaciones, que encuentran en la universidad la respuesta a sus demandas de formación especializada.

Por otro lado, en los últimos años ha crecido mucho la demanda de formación en terceras lenguas, y cabe considerar la importancia del conocimiento de lenguas en el sistema universitario catalán, que se ha marcado como objetivo la acreditación de tres idiomas (catalán, español y una lengua extranjera) al finalizar los estudios de grado. Aparte del francés, el inglés y el alemán, las universidades ofrecen otros idiomas modernos. Durante el curso 2016-2017, más de 28.000 estudiantes siguieron cursos de lengua extranjera.

La universidad pretende mantener una relación con toda la sociedad y ofrecer formación superior al mayor número de personas. En este sentido, ya hace años que las universidades pusieron en marcha iniciativas como la Universidad de la Gente Mayor, que abre las aulas a este colectivo a través de cursos, conferencias o seminarios de rigor académico sobre cualquier temática que pueda contribuir a su formación. Durante el curso 2016-2017, más de 12.000 personas mayores disfrutaron de esta formación.

La actividad docente no acaba con el curso académico: en verano, las universidades mantienen sus puertas abiertas para ofrecer un amplio abanico de propuestas en forma de cursillos o jornadas de todas las disciplinas. Estas propuestas son de corta duración. Se trata de cursos sin requisitos de acceso concretos, de manera que el grueso de los estudiantes que pueden beneficiarse de ellos no necesariamente tienen estudios superiores, lo que redunda en el acercamiento de la universidad al máximo número de personas.

Toda esta oferta permite contribuir, desde el sistema universitario catalán, a la creación de unas condiciones adecuadas que impulsen las oportunidades de formación para toda la sociedad y a lo largo de las diferentes etapas de la vida.