Informe 2012

Informes anteriores

Conclusiones

Cataluña, en los últimos años, ha posicionado su sistema universitario público en los estándares de búsqueda de excelencia mundiales, que hace falta poder garantizar y mejorar. Y esta calidad científica es la mejor base para que un nuevo modelo basado en la estrecha relación entre empresas, instituciones y universidades permita impulsar sin demora el tránsito necesario hacia una sociedad y economía del conocimiento.

El sistema universitario público catalán cuenta con la madurez y la excelencia suficientes que le está permitiendo obtener recursos y generar conocimiento de manera eficaz y eficiente, basado en la alta productividad y calidad de su personal dedicado a la investigación. Sin embargo, también evidencia un sistema en tensión que difícilmente puede mantenerse en el tiempo, sobre la base de los recursos actuales destinados y de los resultados obtenidos y que, además, con la situación de crisis se expone a un retroceso.